Se considera que el lugar de nacimiento del melón es Asia Central y Asia Menor. El melón es una planta amante del calor y la luz, resistente a la salinidad del suelo y la sequía, no tolera la humedad alta. En una planta, según la variedad y el lugar de cultivo, se pueden formar de dos a ocho frutos, con un peso de 1,5 a 10 kg. El fruto del melón -calabaza- tiene forma esférica o cilíndrica, de color verde, amarillo, marrón o blanco, generalmente con rayas verdes. El período de crianza es de dos a seis meses.